¿Museo o escultura?

En la Isla de Teshima, al sur de Japón, nace una enorme escultura a modo de museo de arte que embellece la propia isla gracias a su sinuosa curvatura de casi 2000 m2. Hablo del Teshima Art Museum  diseñado por el arquitecto Ryue Nishizawa, uno de los integrantes del Premio Pritzer 2010: Sanaa.

Su forma, inspirada en las gotas de agua, descansa sobre el entorno boscoso de la Isla prevaleciendo la ligereza y desafiando a la propia gravedad. Pues el edificio consiste en una estructura elevada sin ningún tipo de pilar para conseguir un espacio totalmente abierto.

Esto ha sido posible gracias a la técnica constructiva elegida, una de las más utilizadas por el brasileño Niemeyer. Consiste en  crear el volumen del espacio interior con tierra apisonada a modo de armazón ecológico sobre una gran excavación que servirá de soporte para el curado del hormigón. Tras el reposo se retira la tierra obteniendo el carácter ligero que se pretendía conseguir para el edificio.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s